Tipos de whisky según su composición

Los tipos de whisky


Los 3 ingredientes del whisky son la cebada malteada, el agua y la levadura. Es sorprendente que con tan sólo tres componentes naturales se pueda llegar a desarrollar un universo de sabores, matices y aromas tan rico y amplio.

Personalmente opino que los aspectos que más marcan la diferencia entre los tipos de whisky son el secado de la cebada si se realiza con fuego de turba, lo que le otorga al whisky un toque ahumado muy especial, y el tipo y la calidad del agua utilizada, siendo bajo mi punto de vista mas refinado el sabor de los que se elaboran con agua de manantiales, especialmente los que discurren por suelo de granito.

Existen diferentes maneras de clasificar los whiskies, pero habitualmente se suele hacer por su composición como veremos a continuación. En el apartado de tipos de whisky encontrarás los diferentes tipos de whisky según su procedencia y sugerencias según presupuesto.



Tipos de whisky según composición

Whisky de grano:

​ - Se obtiene a partir de la destilación de cualquier tipo de cereal (maíz, cebada, centeno o trigo) ya sea malteado o sin maltear, mediante destilación continua o en columnas de destilación.


- Este tipo de whisky es muy neutro y se puede mezclar perfectamente con otros maltas tras un periodo de madurez mínimo de tres años en las barricas.

Whisky de malta:

​ - Se elaboran a base de cebada malteada y dependiendo del origen se puede dividir en dos categorías: ​ - single malt: procedente de una sola destilería (suele coincidir con el nombre de la destilería). ​ - blended malt: es una mezcla de varios whiskies de diferentes destilerías pero únicamente de malta. A este grupo también se le conoce como vatter malt o pure malt cuando todos los whiskys proceden de la misma destilería.

Whisky blended o mezclado:

- El tercer tipo de whiskies es una mezcla de los dos anteriores y es el fruto del maestro mezclador que puede llegar a combinar hasta 40 whiskys de malta de diferentes lugares y edades obteniendo como resultado un producto uniforme en aroma, color y sabor de gran calidad.



Es importante señalar que los whiskys únicamente envejecen en el barril, no en la botella. Es decir, los whiskys que llevan mas tiempo embotellados puede que habitualmente tengan mas valor, pero no necesariamente son de mayor calidad que un whisky que ha madurado por un tiempo similar en una barrica.


También reseñar la importancia que tienen las barricas donde envejecen los whiskys. Estos aportan al aguardiente su carácter, aroma y sabores únicos. Es por ello que para elaborar los whiskys mas premium se utilizan barricas lo más exclusivas y únicas posible.


En bloglicores encontrarás una selección propia de los mejores whiskys que puedes encontrar en la actualidad, para que encuentres el que mejor se adapte a tu palada.

¡Salud!